La casa del masaje para bebés y yoga para bebés

‘Amor Crea Amor’ revive nuestra misión de hacer al mundo un lugar más feliz, más compasivo y conectado, empoderando a los padres a responder a sus propias necesidades y a las necesidades de sus bebés y a enseñar amor a través del tacto cariñoso, del masaje y del yoga.

Creemos que los padres relajados y seguros de sí mismos ayudan a crear niños más relajados, seguros y positivos. Creemos que cuando enseñamos respeto, comunicación positiva y amor a los bebés y los niños a través del tacto nutritivo, invertimos en una sociedad más unida y compasiva. El tacto y el amor están completamente relacionados. El tacto comunica amor y el amor profundiza la conexión.

Grandes cambios pueden fluir de esto y el impacto puede ser beneficioso para todos nosotros.

Y todo comienza con el tacto y la conexión, al alcance de nuestras manos.

¿Dónde empieza el amor? 

Comienza con cada uno de nosotros. Nuestros pensamientos y acciones todos los días. Puede comenzar en cualquier momento. Un momento ideal para descubrir la importancia de la creación del amor es cuando alguien queda embarazada y al poco tiempo nace una madre y un padre. Los padres tienen la oportunidad de crear un ambiente lleno de amor para nutrir a su hijo y apoyar su desarrollo. Cada niño que recibe amor tiene la capacidad de seguir adelante y dar amor, y así, el ciclo continúa. El amor crea amor.

Los bebés son amor. Están abiertos a aprender, a dar y recibir amor. No son críticos y tienen mente y corazón abiertos. Esto significa que los padres tienen una oportunidad increíble para ayudar a dar forma a cómo se desarrolla el cerebro de sus bebés y cómo perciben al mundo. Esta ventana de oportunidad para ayudar a apoyar el desarrollo emocional de un bebé es vital para ayudar a crear un niño seguro que tenga confianza en explorar el mundo, interactuando con los demás con el conocimiento de que él es amado.

Los padres son los primeros maestros del bebé, el cual aprende sobre emociones, sentimientos e interacciones sociales de los padres. Suena simple, pero a veces puede ser difícil compartir amor si no lo sientes por ti mismo o no lo has experimentado. El vínculo afectivo entre un padre y su hijo es un proceso, no siempre es cosa de amor a primera vista. El amor crece y florece en el tiempo y con atención. La buena noticia es que hay cosas que puedes hacer para ayudar a crear amor y fortalecer conexiones duraderas.

Hemos creado recursos gratuitos para usar en nuestros grupos de ‘Amor Crea Amor’ que son facilitados por instructores capacitados por Blossom & Berry y se llevan a cabo en varias partes del mundo.

Queremos animarte a mostrar amor a través de todas las etapas de la paternidad/maternidad y no sólo al bebé, sino también a ti mismo (a los padres). Aquí hay algunas muestras gratis de nuestros recursos para que los puedas leer, descargar y comenzar a usar de inmediato.

El amor es la mejor inversión que puedes hacer en cualquier momento, con cualquier persona, en cualquier lugar

Ámate a ti mismo

Quiérete, cuídate y nútrete para que te sientas bien, más positivo, enérgico y feliz

Ama a los demás

Cuando amas a los demás, creas relaciones seguras y de confianza a través de comunicación positiva, comprensión y bondad

Ama a tu comunidad

Cuando la gente se reúne en el amor, cosas GRANDES pueden suceder como cambios sociales positivos, libertad y justicia

 

La idea detrás de nuestra campaña de ‘Amor crea Amor’ es simple: crear una relación amorosa, segura y recíproca entre el padre/la madre y el bebé, mutuamente beneficiosa y duradera. Hay varias formas de comunicarle al bebé que es amado, por ejemplo, arrullarlo, abrazarlo, cantarle y hablarle, hacer contacto visual y responder a sus necesidades. El amor comienza con el respeto y el reconocimiento de las necesidades de los padres y del bebé, evoluciona a través de la comunicación positiva y la comprensión y se facilita a través del contacto e interacción física. El tacto es la mejor manera de comunicarse con alguien para que esa persona se sienta reconocida, aceptada y cuidada. Incluso antes de comprender el significado del tacto, nuestros cuerpos lo anhelan. Se ha demostrado que el contacto táctil y cutáneo es más apreciado por los mamíferos infantiles que el alimento (Harlow 1956).

Los estudios demuestran que los bebés que son regularmente masajeados y tocados lloran menos, duermen mejor y ganan peso más rápido que aquellos que no lo son (Field 1987, 1995). Se cree que esto se debe a la secreción de hormonas durante el masaje que activan las respuestas de relajación de los bebés y por lo tanto las funciones del cuerpo son mejoradas. Esto tiene sentido, nos sentimos mejor cuando estamos relajados.

Lo maravilloso del masaje para bebé es que esta actividad combina los cinco factores que pueden fomentar el fortalecimiento del vínculo amoroso entre el padre y el bebé:

 

El masaje infantil no sólo beneficia al bebé. A través del masaje, los padres o tutores pueden estar en mejor sintonía con su bebé, observando sus señales no verbales y respondiendo favorablemente a sus necesidades. A través de la interacción positiva y recíproca, los padres satisfacen las necesidades emocionales de su bebé y ayudan a crear un vínculo de amor seguro, el cual es vital para permitir el desarrollo saludable del cerebro. Los padres enseñan al bebé que el mundo es un lugar de amor y ayudan a crear una base emocional regulada, que le servirá al niño para establecer relaciones futuras favorables. El cuidado responsivo, consistente y repetitivo es considerado como factor clave (Bowlby 1969).

El tacto positivo y el masaje producen una hormona llamada oxitocina, conocida como ‘la hormona del amor’. Estudios han demostrado que la oxitocina ayuda a combatir los niveles de estrés en el cuerpo, reduce la ansiedad y pone al cuerpo y a la mente en un estado relajado. También fomenta nuestro instinto de nutrir y amar y el deseo de ayudar y cuidar a los demás (Francis et al., 2000, Williams y otros, 2001, Caldwell y Young, 2006). Crea un tipo de sensación mágica de tener un vínculo con alguien. Tanto el cuerpo del adulto como el cuerpo del bebé producen oxitocina cuando se tiene contacto físico cercano o tacto. El masaje para bebé también puede ayudar a tratar la depresión postnatal que algunos sugieren podría ser causada por niveles bajos de secreción de hormonas que causan efectos de bienestar (Glover 1994).

Y ahora un poco más de ciencia… ¡Amamos la investigación!

Nos encanta la ciencia y la investigación. ‘Amor Crea Amor’ puede sonar como una idea simple, pero se basa en información de estudios acerca de cómo el cerebro infantil se desarrolla y de cómo los mamíferos reaccionamos al tacto.

Se han realizado muchos estudios sobre la importancia de la interacción positiva entre padres e hijos. Tristemente, gran parte del trabajo se centra en los niños que han sido expuestos a la negligencia, donde altos niveles de hormonas de estrés, junto con la interacción mínima de adultos ha dado lugar a cambios permanentes en su estructura cerebral que han conducido al deterioro del bienestar emocional y la dificultad para adaptarse al estrés y a sufrir de ansiedad en la adultez (Rutter 1989 et al.). Estudios demuestran que muchas dificultades emocionales sufridas por los adultos provienen de las interacciones tempranas trastornadas. La infancia es el momento clave para crear, experimentar y demostrar amor.

Además, el concepto de ‘Amor Crea Amor’ apoya ideas desarrolladas en el centro de investigación infantil (Center on the Developing Child) de la Universidad de Harvard. Se explica un concepto llamado ‘Servir y Retornar’ para describir la interacción recíproca positiva entre un bebé y su padre. Cuando el padre enseña, el bebé aprende, el padre responde con una señal positiva y se hace una asociación en el cerebro del bebé. Estas interacciones tempranas ayudan a crear los fundamentos para la inteligencia emocional (Goleman 1995). Para obtener más información sobre investigaciones que apoya el masaje para bebés, haz clic aquí.

¡NOS ENCANTARÍA ESCUCHAR DE TI!

Nuestra increíble colega italiana Cristina la Villa creó nuestro primer hermoso círculo de ‘Love Creates Love’. Ella lo compartió con sus clientes, amigos y familiares. Hemos creado uno para que compartas tu amor. Puedes descargar nuestro círculo de ‘Love Creates Love’ aquí y enviarnos una foto de ti floreciendo en tu embarazo o con tu bebé, niños, familia y/o amigos o subir a medios sociales con el hashtag #lovecreateslove y/o #loveblossomandberry. También puedes enterarte de mensajes, eventos y actividades relacionados con nuestra campaña a través de nuestra página de Facebook para subir fotos, compartir experiencias y ayudar a difundir la campaña ‘Amor Crea Amor’. 

Ayúdanos a difundir el amor, conviértete en instructor de masaje y yoga para bebé y serás un ‘Creador de Amor’

 Todos nuestros cursos cubren la importancia del desarrollo social y emocional de los bebés y niños a través de la interacción positiva. Visita la sección de cursos de nuestra página para para obtener más información.

Todos nuestros graduados reciben capacitación adicional gratuita para llevar a cabo grupos de ‘Amor Crea Amor’ así como recursos útiles para compartir con las familias con las que trabajen, también un curso complementario y gratuito para brindar masajes en las manos a los padres (disponible para terapeutas de masaje).

Da amor: apoya nuestro programa de contacto positivo en orfanatos en Malawi y nuestro hogar de crianza para niños

Los estudios demuestran que los niños que pasan tiempo en orfanatos corren mayor riesgo de no recibir el contacto vital piel con piel y la interacción positiva y responsiva esencial para un buen desarrollo. Blossom & Berry dirige el proyecto: ‘Growing Babies: Little Blossom Project’ en Malawi. Proporcionamos capacitación gratuita a personal de orfanatorios, médicos, parteras y mujeres de la comunidad para que aprendan masajes para bebés y niños. Los resultados de esta formación han sido muy beneficiosos. Este programa es financiado por Blossom & Berry. Si deseas apoyarnos, entérate de más detalles.